20090922

Mi experiencia

El programa de mano cuenta con un texto de Alejandro Tantanián que, de algún modo, sugiere o induce una lectura posible. Una vez leído es difícil abstraerse y no ver eso que el texto nombra. Allí hay, es cierto, un carnaval nada coqueto, un sombrío desfile circular de muertos que se matan y sinsentidos (¿?) varios. El texto y el espectáculo permiten múltiples lecturas. Una dramaturgia cercana a la poesía, un texto atractivo y "bien escrito", una estructura dramática que se libera de la obligación del relato: el espectáculo va constituyéndose frente al espectador y creando sus propias reglas. Un trabajo que escapa a toda etiqueta y que está muy sostenido en las actuaciones individuales y del conjunto/ensamble que realiza trabajos muy "físicos" cercanos al lenguaje de la danza-teatro por momentos. Todos los elementos tienen una fuerte presencia (la luz y la música sobre todo), dotando al espectáculo de una fuerte presencia de lenguajes plásticos y corporales que suman/potencian/discuten lo que la palabra nombra. Habrá quien pueda "entrar" desde el inicio en lo que el espectáculo propone, quien tardará más, quien entrará y saldrá alternativamente o quien no pueda meterse allí nunca. Cada uno hará su experiencia. Debo confesar que yo, habiendo ido muy bien predispuesto a hacer la experiencia, fluctué en mi modo de relación con la escena y por momentos me metí lieteralmente adentro desde el borde de la butaca y por momentos me hundí en ella entre absorto y desorientado. Hay momentos muy intensos y "atractivos" plásticamente (en la segunda mitad, sobre todo desde la escena del "velorio" en adelante). Por el contrario, en la primera mitad, lo que se ve, en lo personal, me impresionó como más lavado o carente de alguna intensidad que me llamara a seguir allí presente. El equipo de trabajo, como se ve leyendo la ficha técnica, es numeroso y talentoso: no hay dudas que hay trabajo y propuestas. Acaso amerite una segunda visión/vivencia. Acaso mis herramientas para captar y evaluar la experiencia están aún poco desarrolladas. Que cada uno haga su propia experiencia, liberado de expectativas, dejando que la relación se establezca con el espectáculo.
Christian Lange

No hay comentarios:

Publicar un comentario